¡Buenas Nuevas de Gran Gozo!

Mas el ángel les dijo: No temáis, porque he aquí, os traigo buenas nuevas de gran gozo que serán para todo el pueblo; porque os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor (Lucas 2:10-11).

 

Mi deseo en esta temporada de Navidad es que el mundo pueda reconocer el amor y la misericordia de Dios en la persona y obra de Jesus.

La mayoría de la gente celebra la Navidad sin saber el verdadero significado. Muchos reposan y disfrutan este tiempo con la familia. Otros decoran sus casas, tiendas e iglesias con maravillosas luces y adornos. Otros compran y intercambian regalos. Y otros aprovechan la temporada para expresar su cariño y amor hacia familiares y amistades. Todas estas cosas son buenas, pero hace falta algo o—mejor dicho—alguien. Su nombre es Jesus.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9:6).

El es el hijo del Dios viviente y Su venida fue profetizada cientos de años antes de su nacimiento, el cual fue en un humilde pecebre. La Navidad se trata de la primera llegada del Hijo de Dios al mundo. Simple y sencillamente.

La Encarnacion fue una obra especial. El amor y la verdad de Dios se hicieron tangigles en la venida de Jesús. El apóstol Juan dijo, “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad” (1:14).Es a través del Hijo que Dios hizo posible el perdón de pecados y la salvación.

La Navidad celebra el hecho historico que Dios vino al mundo en la persona de Jesus, quien no se exalto sino que se humillo, obedeció, y cumplió la misión de su Padre, aun hasta el punto de muerte (Filipenses 2:6-9).

Jesus es—o deberia ser—el centro de la Navidad. El es la razón de la ocasión. El nació, murió, y resucito al tercer día y por medio de El somos justificados y perdonados de nuestros pecados. Hay esperanza para todos aquellos que lo aceptan por fe y viven para el. ¡Gloria a Dios por su infinita gracia y su amor incondicional!

Aunque Jesus no nació en el mes de Diciembre, celebramos en esta temporada Su nacimiento. La fecha no es el punto central, sino lo importante es agradecer a Dios por ese milagro y reconocer a Jesus como rey y salvador.

Cuarenta días después de Su resurrección, Jesus ascendió a los cielos a la diestra de su padre (Hechos 1:11). La primera vez vino como una oveja inocente que murió por los pecados de la humanidad. Y ahora esperamos su segunda venida, en la cual vendrá con poder, fuerza y autoridad para juzgar a las naciones. “He aqui , viene con las nubes y todo ojo le verá, aun los que le traspasaron; y todas las tribus de la tierra harán lamentación por El; sí. Amén” (Apocalipsis 1:7).

Si tu no haz aceptado el mejor regalo de Dios—Jesus el Salvador, hoy es tu día. Arrepiente de tus pecados, confia en El para tu salvacion, y entregale tu vida. Dale la oportunidad que el nazca en lo mas profundo de tu ser, y nunca serás igual.

Feliz Navidad y prospero año nuevo.¡Que Dios los bendiga ricamente!

Esperando Su segunda venida,
Jonnathan Menendez

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s